El papel de la familia en la prevención del consumo de drogas.

                                                                  images                        descarga

El consumo de drogas está presente en nuestra sociedad y puede entrar en las vidas de nuestros hijos precisamente en una etapa como es la adolescencia en la que buscan con mayor ímpetu la autonomía. En la actualidad, existen una gran variedad de drogas que por su fácil acceso se comienzan a consumir a edades cada vez más tempranas.

Para prevenir el consumo los padres deben adoptar una actitud atenta y vigilante, pero no angustiada o fatalista: lo habitual es que los adolescentes se muevan en ambientes en los que circulan drogas, pero también es habitual que no las consuman o lo hagan sólo de un modo esporádico o experimental.

images (2)

La familia no lo es todo, pero sí desempeña un papel muy importante a la hora de conseguir que el posible consumo de drogas, si se produce, no sea problemático. Es fundamental que exista un ambiente abierto que acoja a los adolescentes en sus incertidumbres; que fomente su autoestima; que les ayude a valorar el esfuerzo y a soportar la frustración; que les transmita responsabilidad y premie la confianza y la sinceridad.

Hoy en día, el consumo de drogas no puede asociarse con ningún estereotipo más o menos excluyente. No existe el retrato robot del joven con una adicción. Por ello, además de buscar los signos externos, la mejor prevención consiste en ayudar a los hijos a saber escoger en la vida, a que tengan su propia forma de ser y a que aprendan a vivir con los demás.

El desarrollo evolutivo de los adolescentes está asociado a la experimentación, al coqueteo con el riesgo, la imitación y la construcción de la identidad con los iguales. Por eso es difícil que asuman interiormente los límites, de ahí la importancia de los límites externos que fundamentalmente debe marcar la familia.

slide1

En ocasiones, los padres intentar mantener con sus hijos una falsa relación de iguales o “colegas”. Esto hace que tengan dificultades para introducir las normas y los límites necesarios, por miedo a dejar de ser amigos de sus hijos. El efecto negativo del mito del padre “colega” no está en el hecho de mantener con los hijos relaciones de cordialidad y franqueza, está en ignorar que los adolescentes necesitan figuras que les den confianza y les impongan límites. El hecho de que la familia imponga unos límites claros, razonables y, en la medida de lo posible, negociados, fomenta la responsabilidad y facilita la autonomía personal.

También existen padres que adoptan una actitud protectora y limitadora frente a sus hijos. Esto les hacer ser más dependientes y menos maduros a la hora de tomar decisiones. Muchas veces prueban las drogas como una forma de solicitar más libertad.

Es importante saber qué sustancias están al alcance de los adolescentes (hachís, alcohol, éxtasis, coca, etc.), pero más importante aún es conocerles mejor, observar sus comportamientos y, sobre todo, preocuparse sobre cómo ayudarlos a reforzar sus actitudes personales.

images (1)

Referencia bibliográfica:

Pueyo, B. y Perales, A. (2008). ¿Estás preparado para cuando tus hijos o hijas se encuentren con las drogas?. Madrid: CEAPA.

* Guías sobre adolescencia y comunicación padres – hijos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s