Violencia filio – parental

descarga

La violencia filioparental son el conjunto de conductas agresivas, acompañadas o no de amenazas verbales e insultos, realizadas de manera repetida hacia uno o ambos progenitores o quienes funcionan como tales. La violencia ejercida de hijos/as a padres y madres se ha dado siempre, sin embargo nos encontramos ante una nueva tipología de violencia ejercida por niños/as, jóvenes o adolescentes en apariencia “normalizados/as” cuyas agresiones no están relacionadas con patologías graves, abuso de tóxicos o retraso mental grave, es decir, no se realizan en un estado de disminución de la conciencia producido por una intoxicación, un trastorno del curso o contenido del pensamiento o un síndrome orgánico. Este nuevo modelo de violencia filio parental está escasamente estudiado.

En lo que respecta al perfil de los/as hijos/as que agreden a sus padres, la mayoría de materiales revisados establece una prevalencia media cercana al
10% de sujetos de entre 3 y 18 años, con un 3% de adolescentes que incurren en una violencia extrema. Por su parte, las conductas agresivas de estos/as jóvenes son muy variadas, siendo la mayoría de los padres y madres insultados/as y amenazados/as.

La etapa decisiva en la que surgen muchas conductas violentas es la adolescencia, aunque muchos padres y madres describen a sus hijos/as como difíciles desde edades tempranas.  Los padres, a menudo, describen a sus hijos/as como niños/as tiranos/as, obstinados/as y caprichosos/as y manifiestan que el temperamento es extremadamente importante en el desarrollo de conductas violentas e influyen características como la tozudez, la impulsividad o la irritabilidad. Sin embargo, otros autores rescatan el aprendizaje de la conducta violenta como variable crucial para su desarrollo.

images (8)

Los comportamientos agresivos y violentos se mantienen ya que tienen unas consecuencias positivas para la persona, bien sean de tipo material (dinero, móviles…) de tipo social (halagos por parte del grupo de iguales, status…) o de tipo interno (sensación de poder y control). Asimismo, es importante incidir en la idea de que la forma de comportarse que tiene su hij@ es aprendida. Muchos padres piensan que el comportamiento de sus hij@s es genético, y esta idea dificulta que se esfuercen por hacer cosas que cambien el comportamiento de su hij@s

Los problemas familiares deben conceptualizarse como un problema, cuanto menos dimensional. Se establecen dinámicas familiares negativas en las que, tanto en su origen como en su mantenimiento, participan los padres y l@s hij@s, siendo por tanto ambas partes responsables del proceso y por consiguiente, siendo necesaria su implicación en la intervención para manejar y cambiar conductas inadecuadas que se están retroalimentando mutuamente.

Los objetivos de la intervención con los padres serían:

  •  Entender claramente por qué se mantiene el problema de conducta de su hij@.
  • Aprender a reforzar positivamente. La dinámica familiar está tan deteriorada que les resulta muy difícil encontrar comportamientos positivos que reforzar.
  • Enseñarles las técnicas de modificación de conducta para aumentar conductas adecuadas y disminuir las inadecuadas. Es importante que los padres vuelvan a recobrar su autoridad en casa y sean ellos los que pongan las normas.

Los objetivos de intervención con los adolescentes serían:

  • Asumir su parte de responsabilidad en el problema.
  • Aprender a resolver problemas.
  • Cumplir con las normas de convivencia familiar.
  • Controlar su agresividad. Es importante enseñar técnicas para manejar la ira (respiraciones, autoinstrucciones, tiempo fuera,…).
  • Entrenamiento en habilidades sociales. Debemos de enseñarles a ser más asertivos y alejarse del polo agresivo.
  • Aumentar su tolerancia a la frustración.
  • Aprender a identificar y manejar emociones.
  • Fomentar el desarrollo de la empatía.

Aunque resulta difícil pedir ayuda, es muy importante, que los padres la soliciten cuando comienzan los primeros problemas con el fin de evitar que la violencia se instaure como patrón para manejar los conflictos en la familia. Reconocer el problema y hacerlo visible es el primer paso para encontrar una solución.

* RECURSOS SOBRE VIOLENCIA FILIO – PARENTAL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s