Pautas para ayudar a l@s niñ@s a enfrentarse a la separación

images (23)

Cuando hay una separación y hay hijos, se produce una ruptura de la relación conyugal, pero, no podemos romper también con la relación parental.   Para los niños supone un cambio familiar importante al que tienen que adaptarse y una pérdida que deben superar.  Las consecuencias más negativas para ellos tras la separación de los padres son:

– Cambio en sus rutinas diarias. Es posible que ahora tengan dos casas, pueden tener que adaptarse a las nuevas parejas de sus padres y tiene que adaptarse a ver a sus padres menos tiempo.

– Problemas de comunicación entre sus padres. Muchas veces, los padres implican a los niños en las disputas o empiezan peleas en su presencia sobre acuerdos económicos, pautas de crianza…etc. Esto hace que se sientan culpables y les genera inestabilidad.

descarga (3)

En función de la edad y del desarrollo del niño puede responder de distintas formas:

  • En niños preescolares, pueden aparecer diferentes manifestaciones de ansiedad (dolores abdominales, de cabeza, vómitos..), pueden estar tristes, aumentar sus rabietas, quejas o lloro y aparecer comportamientos regresivos.
  • Los niños en edad escolar se sienten tristes, culpables o manifiestan temor a ser abandonados. También pueden aparecer problemas de comportamiento y desobediencia.
  • Los adolescentes pueden intentar mostrar que se mantienen al margen y que no les afecta lo que ocurre como una forma de evitar la tristeza.

descarga (2)

Algunas recomendaciones para facilitar la adaptación de los niños tras una separación:

  • Hablar mucho con ellos. Explicarle lo que ocurre detenidamente.
  • Desculpabilizar a los niños de la separación. Papá y mamá te quieren y tú no tienes la culpa. A veces, los mayores se enfadan y necesitan estar separados para ser más felices.
  • Es importante procurar darles toda la estabilidad posible. Dentro de lo posible, deben mantenerse sus rutinas diarias como horarios de comida, sueño, deberes…etc.
  • Tener una comunicación fluida entre los padres, procurar acuerdos sobre los niños y facilitar el régimen de visitas.
  • Establecer una disciplina clara y coherente en las dos casas. Las normas y límites deben ser similares.
  • Ayudar al niño a expresar sus emociones.
  • Contestar sus preguntas con sinceridad.
  • Dejar claro dónde, cuándo y con quién va a estar. Ayudarle a prever lo que va ocurrir.

En resumen, es importante que demos tiempo al niño para adaptarse a los cambios y dejemos que exprese sus emociones. Los padres deben procurar que el niño se sienta seguro y querido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s