Dime las cosas buenas, las repetiré

images

Es importante no pasar por alto, todas las cosas que nuestros hijos hacen bien. Con frecuencia, los padres se centran en lo que los niños hacen mal y olvidan lo que hacen bien. Por ejemplo, habitualmente los niños no reciben elogios por jugar tranquilamente en su habitación,por hacer los deberes, … Sin embargo, cuando discuten, enseguida están los padres para regañarles.

Si ellos pudieran hacer una petición, probablemente, pediría que les digamos las cosas buenas. De esta forma, ellos aprenden y se sienten reforzados positivamente, por lo que probablemente, repetirán este comportamiento más a menudo.

Cuando prestamos más atención a las conductas negativas que a las positivas, conseguimos que el niño sepa que es objeto de atención solo cuando realiza las conductas inadecuadas y, por ello, las repite siempre que puede. Si nos concentramos en hechos positivos, conseguiremos una mejor conducta como respuesta. Si queremos que se repita una conducta, es importante que la reforcemos positivamente, puede ser un pequeño premio, una palabra, un abrazo, una sonrisa….etc.

Para frenar este comportamiento, suele tener utilidad el ignorar la conducta negativa encaminada a llamar la atención y estimular conductas incompatibles con la misma, por ejemplo, prestando atención a las conductas adecuadas que normalmente pasan desapercibidas.

Es importante utilizar mensajes positivos y felicitar al niño inmediatamente después de que haya hecho algo bueno. Algunos consejos serían:

  • Sustituir el verbo ser por estar: No “eres desordenado” sino que, “la habitación está desordenada”. De esta forma, el niño comprende que su conducta es incorrecta y evitamos atacar su autoestima.
  • Ofrecer oportunidades de éxito. Ofrecer la oportunidad de asumir responsabilidades en el hogar, mediante actividades que le hagan sentir útil e importante.
  • Establecer una condición positiva. El niño debe hacer lo que no le gusta como condición para conseguir algo que le gusta. Por ejemplo, “si quieres jugar con el ordenador, tendrás primero que hacer los deberes”. Esta frase debe ser de carácter afirmativo. En vez de: “Si no haces los deberes, no jugarás con el ordenador”.
  • Utilizar un registro de la buena conducta. Los registros de conducta son una forma efectiva de prestar atención a conductas deseables y/o incompatibles con la conducta problema, siendo altamente motivador para el niño que se siente observado por la conducta adecuada y no por la negativa.
  • Utilizar el elogio. Dígale lo que hace bien, para que pueda repetirlo. Cuando reforzamos la conducta deseable existe más probabilidad de que se mantenga o incremente.

descarga (11)

¿Cómo elogiar?

  • Debemos elogiar el comportamiento y no la personalidad. A la hora de interactuar con nuestros hijos sería deseable eliminar las etiquetas negativas del tipo “eres un vago”, “no hay quien te aguante”… que deben ser sustituidas por comentarios centrados en la conducta como “recoge los objetos del suelo” en vez de “eres un desastre”. La personalidad es más resistente al cambio que la conducta. Por ello, si nos centramos en cambiar la conducta tenemos más posibilidades de conseguir nuestros objetivos.
  • Usar elogios concretos. El objetivo del elogio es aumentar la conducta deseable. Cuánto más concreto sea el elogio, mejor comprenderá el niño lo que debe de hacer y será más probable que lo repita.
  • Elogiar los adelantos. Hay que empezar elogiando cada paso que se da hacía la conducta deseable. Por ejemplo, si nuestro objetivo es que recoja los juguetes, se empezará elogiándolo por el primer juguete que recoja, aunque el resto estén en el suelo.
  • Elogiar inmediatamente. Los elogios son más eficaces cuando se producen pronto. Así que no debe pasar demasiado tiempo entre la conducta y el elogio.

Bibliografía:

Garber, S. (1989). Portarse bien. Barcelona: Médici.

Dislexia: Causas, síntomas y evolución

CAUSAS DE LA DISLEXIA.

Existen factores hereditarios que predisponen a padecerla. Sin embargo, aún no están claros otros factores que pueden estar implicados en el curso del trastorno tales como dificultades en el embarazo y parto, lesiones cerebrales, problemas emocionales, déficits espaciotemporales o dificultades adaptativas en la escuela.

La dislexia es un trastorno en el aprendizaje de la lectura, cuyo origen se debe a una disfunción cerebral, excluyendo otros problemas más globales como retraso mental o razones pedagógicas o ambientales.

images (17)

Las posibles causas de la dislexia son:

    •       Déficit en la especialización hemisférica (lateralización).
    •       Retraso madurativo en la especialización.
    •       Disfunción en el hemisferio izquierdo.
    •       Interferencias entre ambos hemisferios.
    •       Déficit de integración del procesamiento del material auditivo y visual.
    •        Conocimiento inadecuado del esquema corporal.
    •        Inadecuado movimiento ocular.
    •        Menor rendimiento en la memoria.
    •       Deficiencias en el desarrollo del lenguaje.

El que un niño no aprenda a leer en Infantil no tiene por qué indicar una futura dificultad grave, pues cada uno tiene su ritmo, y aunque los niños pueden escribir y leer desde el inicio de la escolaridad y no se debe frenar ni retrasar su aprendizaje, tampoco se puede forzar el aprendizaje precoz. No hay que olvidar que cuando un niño está aprendiendo la lectoescritura puede cometer muchos errores, por ejemplo, inversiones de letras al leer o escribir (SE por ES,  SOL por LOS, etc.), pero esos fallos son normales y no deben alarmarnos. Son parte del proceso de aprendizaje. 

Durante Primaria es cuando puede establecerse con firmeza el diagnóstico de dislexia. Los síntomas más habituales son:

  •       Omisiones, substituciones, inversiones, distorsiones o adiciones de letras, sílabas y/o palabras.
  •       Rectificaciones, vacilaciones, silabeos y pérdidas de la línea, provocando lentitud lectora.
  •       Falta de comprensión de lo leído.

SÍNTOMAS ASOCIADOS A LA DISLEXIA

La dislexia puede ir unida a otros problemas de aprendizaje escolar, tales como:

  •       Disgrafía: son las dificultades en la realización de los trazados gráficos que requiere la escritura.
  •       Disortografía: son las dificultades para reproducir correctamente las grafías que integran las palabras.
  •       Inadaptación personal.
  •       Falta de atención y concentración.
  •       Desmotivación. Su rendimiento y calificaciones escolares son bajas.
  •       Fracaso escolar, con aversión hacia la lectoescritura. Como consecuencia de ello, podemos encontrar algunos desajustes a nivel comportamental y emocional:
    • Aumento de la falta de auto-confianza y de la frustración.
    • Baja auto-estima.
    • Aparición de conductas disruptivas o de inhibición progresiva.

images (15)

 EVOLUCIÓN DE LA DISLEXIA SEGÚN LA EDAD.

Educación Infantil:

  • Historia Familiar de problemas disléxicos (padres, hermanos, otros familiares).
  • Retraso en la adquisición del habla.images (12)
  • Confusiones en la pronunciación de palabras que se asemejan por su fonética.
  • Confusión en el vocabulario que tiene que ver con la orientación espacial.
  • Alternancia de días “buenos” y “malos ” en el trabajo escolar, sin razón aparente.
  • Mayor habilidad manual que lingüística.
  • Dificultad para aprender las rimas típicas del preescolar.
  • Dificultades con la palabras rimadas.
  • Dificultades con las secuencias.

Niños hasta 9 años:

  • Particular dificultad para aprender a leer y escribir
  • Tendencia a escribir los números en espejo o en  orientación inadecuada.
  • Dificultad para distinguir la izquierda de la derecha.
  • Dificultad de aprender alfabeto, las tablas y secuencias como  los días de la semana, los dedos de la mano, los meses del año.
  • Falta de concentración
  • Frustración, posibles problemas de conducta.descarga (3)

Niños entre 9 y 12 años:

  • Continuos errores en lectura, lagunas en comprensión lectora.
  • Forma extraña de escribir, por ejemplo, con omisiones de letras o alteraciones del orden de las mismas.
  • Desorganización en casa y en la escuela.
  • Dificultad para copiar en la pizarra  y en el cuaderno.
  • Dificultad para seguir instrucciones orales.
  • Aumento de la falta de auto confianza y aumento de la frustración.
  • Problemas conductuales: impulsividad, inatención , inmadurez.

Niños de 12 años en adelante:

  • Tendencia a la escritura descuidada, desordenada, en ocasiones incomprensible.
  • Inconsistencias gramaticales y errores ortográficos, a veces permanencia de las omisiones, alteraciones y adiciones.
  • Dificultad para planificar y para redactar relatos y composiciones escritas en general.
  • Gran dificultad para el aprendizaje de lenguas extranjeras.images (14)
  • Dificultad en seguir instrucciones .
  • Baja comprensión lectora.
  • Conductas disruptivas.
  • Aversión a la lectoescritura.

Posteriormente y hasta la edad adulta las dificultades más importantes aparecen en la comprensión de textos y son mayores cuanto más complejo es el texto a leer. 

* GUÍAS SOBRE LA DISLEXIA

Si quieres saber más sobre este tema te recomendamos este post en el que abordamos la intervención sobre la dislexia. 

Dependencia emocional y violencia de género

Dependencia emocional

La violencia de género, desgraciadamente, sigue siendo un fenómeno de gran actualidad cuyas estadísticas siguen sorprendiendo por su magnitud. Es difícil agrupar en un mismo patrón a las personas que sufren malos tratos, al igual que resulta complicado proporcionar un perfil único de los maltratadores. Sin embargo, en ocasiones, encontramos ciertos patrones comunes en mujeres víctimas de violencia de género. .

Las víctimas  pueden ser personas que han tenido la desgracia de emparejarse con sujetos extraordinariamente agresivos, y no por ello tender hacia este tipo de individuos. Una vez entran en una dinámica de agresiones, posiblemente les cueste salir de ella tanto por su propia situación (dificultades económicas, aislamiento del entorno, etc.) como por las amenazas de su pareja, que lamentablemente resultan muy creíbles.

Violencia de género

Por otro lado, existe un determinado tipo de víctimas  que desconcierta a los profesionales y al resto de la gente en general. Este grupo no denuncia a sus agresores (y, en estas personas, este hecho no se debe al miedo), retira las denuncias, visita a sus parejas en la cárcel, incumple órdenes judiciales de alejamiento, etc. Lo más significativo es quE, habitualmente, afirman con rotundidad que continúan queriendo con locura a sus parejas. Y no solo eso, sino que una ruptura de una relación de este tipo vendrá seguramente acompañada de intentos desesperados de retomarla, o bien del inicio de una nueva relación de pareja de similar.

Dependencia emocional

Este comportamiento  paradójico puede ser explicado  por el concepto de dependencia emocional. La dependencia emocional es un trastorno de la personalidad que implica que la persona experimenta una necesidad afectiva extrema  hacia sus parejas. Su carácter crónico no se basa en la sucesión de dichas relaciones sino en la personalidad de estos sujetos; es decir, el dependiente emocional lo es también cuando no tiene pareja, aunque esto no sea lo más habitual porque su patología provoca que busque otra desesperadamente. De hecho, una de sus características es que no soportan la soledad.

La dependencia emocional implica:

  1. Necesidad afectiva extrema de su pareja.
  2. Consideración de la pareja como el centro de su vida y su única fuente de autoestima.
  3. Aceptación de los malos tratos como una estrategia para preservar la relación.
  4. Culpabilización por los sucesos negativos ocurridos durante la relación.
  5. Miedo terrible a la soledad…etc.

Dependencia emocional

Para finalizar, nos gustaría señalar que este post no pretender ofrecer una versión reduccionista sobre las causas de la violencia de género. La dependencia emocional es solo un factor a tener en cuenta a la hora de realizar la evaluación e intervención que mujeres víctimas de violencia de género, pero, existen otros muchos factores sociales y personales que intervienen en la perpetuación de este problema.

* RECURSOS: Cuento para trabajar la dependencia emocional “El príncipe que salió rana” 

Consejos para mis papis (II)

Captura

  • Acércame a la naturaleza. Quiero:

Pisar el césped,  subir montañas

Sentir el sol y la arena bajo mis pies

Nadar mares

Descubrir la fauna salvaje que me rodea

  • Un secreto.No necesito todo lo que pido  (de verdad de la buena, ten cuidado, no tengo fin..). Pero….pido todo lo que necesito ¡Escúchame! ¡Obsérvame!

13

14

Me gusta que…

Lo has hecho bien..

Eres único y especial..

Te quiero

Me ha alegrado que …

Bien hecho

Tú puedes

  • Fomenta mi autoestima
  • Los gritos nunca han enseñado nada a nadie. Bueno, sí…a gritar y a taparse los oídos. Cuenta hasta 10 cuando te enfades…Y si no es suficiente…Sigue contando 😉

15

  • Explora conmigo, Crea conmigo, Dibuja conmigo, Baila conmigo, Lee conmigo, Imagina conmigo, Canta conmigo, Ríe conmigo
  • Mi actividad extraescolar es: Ser un niñ@. No quiero crecer antes de tiempo. Déjame creer en las hadas…Y en este caso, el fin sí justifica los medios y dejo que me cuentes mentiras piadosas.

77

  • Quiero tener un millón de amigos, Quiero mancharme, Quiero conocer cada rincón del parque, Quiero caerme y enseñar orgullos@ mis heridas de guerra, Quiero correr como si me persiguiera un león , Quiero agotarme hasta llegar a la cama y volver a empezar…¡No me metas en una burbuja!
  • Habla conmigo…

No como si fuera tonto, no subestimes mi capacidad para entenderte…

Explícame lo que pasa y ¡Cuidado! Me despisto con facilidad…

 Huye del “no porque no” que viene con el chip de padres.

 Recuerda: Si me mientes, aprenderé a mentir

Y cuando acabes de hablar.. ¡Asegúrate de que te he entendido!

  • Respeta mis emociones. En mi termómetro las emociones siempre están a punto de estallar. Cuando río, río de verdad. Cuando lloro, lloro de verdad. Ayúdame a entender qué me pasa, ponte en mi lugar y felicítame cuando consiga calmarme. Ponle un nombre a lo que siento y yo aprenderé a ponérselo también.

00

  • Muévete. Muéveme. Aguanta mi ritmo, o al menos, inténtalo ;). ¡Tengo que quemar energía!
  • SONRÍE , SONRÍE, SONRÍE. Enséñame a sonreír. Enséñame lo que es el sentido del humor. Enséñame a reír a carcajadas. Enséñame a reírme de mi mism@.

08

  • Edúcame no solo para tener. Edúcame para ser. Los valores que me transmitas, serán el tesoro de mi infancia

07

  • Confía en mí. Dame un apoyo desde el que explorar el mundo. No me des los peces…Enséñame a pescar ¡Trabajaré para conseguir lo que quiero!

ioi

  • Quiéreme cada segundo del resto de tu vida. Con mis virtudes y mis defectos. Con mis días buenos y mis días no tan buenos. Cuando vaya por buen camino y cuando me pierda. Cuando esté cerca de ti y cuando me aleje.
  • Enséñame, pero, también…Aprende de mí….

de mi ilusión

de mi inocencia..

de mi capacidad para disfrutar…

de mi espontaneidad

de mi imaginación…

  • ¡Mantén los ojos abiertos y no te pierdas nada! Y recuerda:

kjlñk

Consejos para mis papis (I)

Captura

CONSEJOS  PARA  SUPERPAPIS

  •  Mis primeros días

Acaríciame, Háblame, Escúchame, méceme, cántame, déjame dormir, lo necesito, mírame y aprende a entenderme. Ten paciencia si lloro, necesito decirte algo. Tranquilos, seguid vuestro instinto ¡Lo vais a hacer genial!

2

  • Múestrame el mundo.  Déjame…

Ver, Oír, Oler, Tocar, Probar, Romper, Cortar, Pintar…No dejes que vaya  a dormir sin una experiencia más

  • Enséñame a ganar, pero, sobre todo, enséñame a perder

Necesito tropezar. Necesito levantarme. Necesito entender el mapa. No me quites las piedras del camino, dame la mano y las saltaremos juntos.

8

  • Felicítame por mis logros. Felicítame por mis fracasos. Enséñame que los errores son oportunidades para aprender.

10

  • Ayúdame a descubrir mis sueños, mientras tú haces realidad los tuyos.
  • Mímame, Bésame, Abrázame, Acaríciame. Y no dejes de hacerlo, aunque te diga que eres un/a pesad@.
  • Ponme Limites. Necesito un soporte desde el que volar seguro. Necesito aprender a cuidarme.
  • Normas sí, pero, sencillas, concretas, cortas y con moderación.  Y no me las cambies si te levantas con el pie izquierdo o con el derecho. Sino, me haré un lío y no te haré ni caso. No digas que no te lo advertí.
  • Vivid. No dejéis que os abduzca y os transforme en padreszombies. Sed felices, salid, sonreíd, pasad tiempo con vuestros amigos, cuidaros, divertíos, haced cosas de mayores Y cuando volváis a mi lado, compartid vuestra felicidad conmigo.. Prometo esperaros con los brazos abiertos.

5

  • Tened paciencia y contestad a todas mis preguntas. No me mandes callar cuando no sepas qué decir . Tengo todo un mundo por descubrir.
  • ¡Olvídate de los supersermones!!! Dame pequeñas explicaciones en pequeñas dosis que pueda digerir.
  • Enséñame a hacer todo lo que esté a mi alcance por mí mismo. Ayúdame a crecer, quererme, a sentirme orgulloso de mis logros. Guía mis pasos, que yo subiré la escalera saltando.

…Continuará….