Los deberes ¿Solos o acompañados?

images (1)

La respuesta no es sencilla. Para muchos padres el hacer los deberes con sus hij@s es una obligación más de su día a día.  Sin embargo, este exceso de dedicación puede desgastarlos a ellos y a sus hij@s.

Para muchas familias, la hora de los deberes se convierte en un campo de batalla con sus hij@s. Los padres muchas veces están agobiados porque se pasan casi toda la tarde al lado de sus hij@s haciendo los deberes. Los padres dejan otras tareas de la casa para sentarse a estudiar de nuevo primaria o secundaria y se sienten cansados y frustrados.  Por otro lado, los niños también desarrollan una excesiva dependencia y no aprenden a ser autónomos a la hora de realizar los deberes, lo que pasa factura a su autoestima y a su rendimiento escolar. Habitualmente, está situación de forma continuada genera un ambiente de tensión que perjudica tanto a los padres como a los niños. Hacer los deberes debe ser una rutina más y no una pelea entre padres e hijos.

images (2)

Algunos trucos para facilitar que nuestros hijos hagan los deberes: 

1) Debemos mantener un horario para hacer los deberes. Este horario se adaptará a las actividades que hacen los niños y se colocará en un lugar visible. El horario es flexible porque algunos días tendrán más deberes y dedicarán más tiempo y otros menos. No es aconsejable hacer los deberes a última hora cuando los niños están agotados.

2) Debemos tener nuestro lugar para hacer los deberes. Este sitio debe tener el espacio adecuado, estar bien iluminado y es importante que no hayan excesivos elementos distractores  como juguetes, televisión…etc.

3) Antes de empezar a hacer los deberes debemos asegurarnos de que tenemos todo el material necesario.

Autoinstrucciones tareas en casa

4) El primer paso es revisar la agenda y planificar el trabajo. Una vez revisada la agenda podemos ayudar a nuestros hijos a programar lo que van a hacer. Podemos empezar por lo más difícil y acabar con lo más fácil. Podemos planificar un tiempo para los deberes y un tiempo para estudiar. Es importante enseñarles a utilizar adecuadamente la agenda y a ser organizados.

5) Marcamos un tiempo aproximado y lo señalamos en un reloj que permanecerá visible. Muchos niños no se dan cuenta del paso del tiempo y pasan muchas horas haciendo los deberes. Intentar marcar un límite es positivo y les ayuda a autoregularse. El tiempo siempre será flexible, excepto, si detectamos que el niño está perdiendo el tiempo excesivamente. De vez en cuando, podemos recordar el tiempo que le queda. Los profesores nos pueden ayudar y decirnos aproximadamente cuánto tiempo deben dedicar los niños a sus tareas escolares. Es importante establecer un máximo. Hay que evitar que los niños estén haciendo los deberes hasta altas horas de la noche y cambiar sus hábitos de sueño y alimentación.

6) Podemos ayudar a nuestros hijos pero no podemos hacer los deberes por ellos o sentarnos a supervisar cada palabra. Les podemos ayudar a organizarse y podemos destinar un tiempo hacia el final para repasar los ejercicios y para resolver las dudas que tengan.  Es importante que los niños aprendan a trabajar solos.

7) Debemos establecer consecuencias cuando los niños se resisten a hacer los deberes.

8) Debemos reforzar positivamente el esfuerzo cuando hacen los deberes y no solo el resultado. Sobre todo, en los casos de los niños que tienen dificultades de aprendizaje. Cuando terminan, revisamos que el trabajo esté completo pero no corregimos todo lo que han hecho. Los deberes se corrigen en clase.

9) Si es necesario, podemos hacer pequeñas pausas de 5 o 10 minutos cada hora aproximadamente.

images

* Recursos para establecer rutinas a la hora de hacer los deberes