Recursos para fomentar la obediencia en l@s niñ@s

           Las conductas inadecuadas van seguidas siempre de refuerzo para los niños (la atención de los padres o bien conseguir lo que quieren).  Sin embargo, las respuestas adecuadas (estar jugando, pedir las cosas de forma educada) son ignoradas. Es importante reforzar positivamente y estar atentos cuando nuestro hijo haga cosas adecuadas.  Los refuerzos pueden ser de muchos tipos:

– Materiales (juguetes, dulces…)

– De actividad (Ver un programa en la televisión, jugar, leer un cuento…).

– Intercambiable (pegatinas, fichas, puntos…).

– Social (palabra, un elogio, una sonrisa..).

  •      CAZANDO CONDUCTAS POSITIVAS. !Seamos detectives!images

Podemos colgar un cartel en casa y poner las conductas que nos gustan de nuestr@ hij@. La tarea será ser detectives y comunicárselo. Al final de la semana, tendremos un montón de cosas positivas que podemos leer juntos y que reforzarán el buen comportamiento de nuestros hijos. 

 

REGLAS BÁSICAS

* Si queremos que una conducta se aprenda rápidamente, hay que hacer que sus consecuencias (positivas y agradables) se den siempre, de la misma forma e inmediatamente después de la respuesta.

* Si queremos que una conducta desaparezca rápidamente, debe ir siempre acompañada de consecuencias desagradables.

* No amenazar con un castigo si no se piensa aplicar el mismo. La amenaza hace que perdamos credibilidad y que cuando llegue el castigo real, deje al niño sorprendido y confuso.

* Debe aplicarse todas las veces que aparece la conducta inadecuada. Es importante ser consistentes.

*Debe aplicarse rápidamente. Cuánto más pronto, más eficaz.

* Explicar antes. Ejemplo.  Cuando tengas una rabieta porque no consigues algo, te irás a tu cuarto hasta que te calmes.

* Cuando aplicamos el castigo, debemos además reforzar las conductas alternativas.

* Evitar caer en contradicciones. Por ejemplo, cuando tiene una rabieta, cogerlo y abrazarlo para que se calme.

* Evitar las contradicciones entre el padre y la madre. Debemos llegar a acuerdos y cumplirlos. No hay poli bueno y poli malo, sino polis unidos para hacer cumplir las normas.

Pasos que tenemos que dar:

1) Elegir las conductas que queremos que aumenten y reforzarlas.

lechuga-3

2) Extinguir las conductas inadecuadas. Cuando hacemos caso de las demandas o lamentos del niño, lo estamos reforzando. La forma más sencilla de reducirla es dejar de prestarle atención. Significa hacer como que no has oído ni visto nada.

Implica no mirarle, no hacerle mimos.  Si es necesario y podemos perder los nervios, podemos salir de la habitación o volvernos de espaldas, pero nunca, nunca hacer caso.

Reglas:

– No podemos mantener el contacto ocular.

– No hacer muecas.

– No decirle nada.  Reprochar, sermonear, explicarle.

– No mantener contacto físico. Si el niño se acerca, lo mejor es apartarse sin decir nada.

– Una vez está calmado, podemos volver a hacerle caso, pero sin referirse a nada de lo sucedido anteriormente.

3) Aplicar coste de respuesta: Retirar un reforzador.

– Especificar de forma clara y concisa cuál va a ser el coste de respuesta. Cada vez que….

– Debe de aplicarse siempre que se produzca la conducta inadecuada.

Si aplicamos bien estas pautas, nos daremos cuenta de que no es cierto el mensaje pesimista de “mi hijo/a es así y no va a cambiar nunca”. Si perseveramos y aplicamos bien las técnicas, orientados, si es necesario, por un profesional, seguro que mejoramos aunque sea a pequeños pasos.

* Recursos y guías para fomentar la obediencia. Descargar aquí.

Anuncios

El cuento como herramienta para trabajar problemas de conducta en el aula

Me gustaría compartir con vosotros un cuento que escribí para trabajar los problemas de comportamiento en el aula.  En el inicio del cuento, se describen las conductas problemáticas que manifestaba un niño concreto y cómo influían negativamente en su profesora, en sus compañeros y en él mismo. Es una forma de que el niño pueda  identifique estos comportamientos como negativos, a través de una historia en la que él no es el protagonista pero puede verse reflejado.

Una vez identificado el problema, pasamos a la solución. Le proporcionamos unas autoinstrucciones que le indican cómo se debe comportar en clase y un truco para que no se olvide de usar las autoinstrucciones. La solución se expresa de forma metafórica, y la asociamos a frases cortas y a dibujos sencillos para que se recuerde con facilidad.  Podemos reforzar lo trabajado utilizando estímulos visuales.

parate y piensa1) TRUCO: PÁRATE Y PIENSA. Esta autoinstrucción nos puede servir en otros contextos y nos puede ayudar para trabajar la impulsividad. Es una señal que puede tener presente y que la profesora puede señalar cuando quiera que el niño se centre en la tarea y deje de realizar las conductas problema.

2) AUTOINSTRUCCIONES.  Para portarme bien en el cole tengo que:

a) Tener los ojos abiertos y grandes como un búho.

b) Las orejas como un elefante.

c) Y la boca cerrada con mi cremallera invisible que me quitaré para disfrutar del recreo.

descarga (1)

Por otro lado, la moraleja de la historia es que cuando consigue poner en marcha el truco, recibe el refuerzo positivo de sus compañeros y de su profesora. Y por lo tanto, él es más feliz (autorrefuerzo).

El cuento es un medio muy útil que podemos usar en terapia para hacer llegar nuestro mensaje al niño con más facilidad. Para trabajar a partir del cuento: podemos hacer dibujos, podemos representarlo con unas marionetas, se lo puede llevar a casa y leerlo antes de dormir, podemos hacer figuras de plastilina con los diferentes personajes…etc. También, para reforzar el trabajo en la consulta, podemos hablar con la profesora para que trabaje de esta forma con toda la clase o ponga un letrero, cerca de donde se sienta el niño, que tenga a la vista. Finalmente, podemos complementar este trabajo con una economía de fichas en la que si realiza las conductas adecuadas pueda obtener pequeños premios al final del día y uno un poco más grande al final de la semana.

 * CUENTO PARA APRENDER A PORTARSE BIEN EN EL COLEimages (5)